La poesía en el marketing y la publicidad

Publicado por administrador en

La poesía en el marketing y la publicidad

Hoy 21 de marzo de 2021 parece casi una fecha poética. Día internacional de la poesía. Desde Wake Up! Creations, queremos celebrar días que comparten nuestros valores y aspiraciones creativas y sin duda, el día internacional de la poesía es un día para celebrar.

La poesía es una herramienta de comunicación y expresión que el ser humano ha desarrollado a lo largo del tiempo para poder transmitir emociones, injusticias, historias, reflexiones, aspiraciones. Sin duda es algo con poder, porque las palabras tienen fuerza y aunque no queramos muchas retumban en nuestro subconsciente.

Podríamos hablar de todas las formas que puede adoptar la poesía, pero hoy queremos hablar brevemente de cómo la poesía puede también ser una herramienta dentro de la publicidad.

“La publicidad siempre ha hecho un uso variado y con intensidades muy distintas de los lenguajes y también se ha aprovechado de la poesía. En esta visión reduccionista que tenemos de la poesía, a veces hemos visto en destellos publicitarios una relación con esa visión meliflua de lo lírico y lo poético”. Luis Mateo Díez escritor y académico de la Real Academia Española (RAE).

Ya en la publicidad de finales del siglo XIX, los periódicos y gacetas, publicaban anuncios y muchos de ellos se escribían en forma de verso para llamar la atención de posibles consumidores.

Seguramente los anuncios o campañas que mejor recuerdas son aquellos en los que marketing y creatividad van de la mano. Y es que actualmente estamos saturados de publicidad y cada vez más los espectadores somos reacios a la publicidad convencional, así los anunciantes necesitan buscar nuevas formas de llegar a su público.

Cada vez más las marcas se están sumando a la estrategia del storytelling, el arte de contar historias para conectar con el público, ya que con esta técnica se pretende crear una relación con el consumidor más allá de la simple transmisión de un mensaje.

“La gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo la hiciste sentir” – Maya Angelou. 

La poesía es un recurso cada vez más frecuente en el storytelling, es un recurso narrativo muy poderoso por ser muy sensorial y porque transmite mucho con muy poco. Y si estos años atrás la poesía era algo minoritario, ahora es algo “trendy” entre los jóvenes y es que para ellos es más fácil reaccionar ante un mensaje que habla de sentimientos, emociones o un estilo de vida a uno que simplemente nos habla de vender y comprar.

Ya lo decían los versos de Gustavo Adolfo Bécquer:

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul.

¡Qué es poesía! ¿Y tú me lo preguntas? Poesía eres tú.

Y por supuesto tenía razón, poesía eres tú, el Marketing puede ser poesía. Y es que la poesía y el marketing tienen varios puntos en común, ambos se hacen en ocasiones incluso sin querer, su punto de encuentro más evidente es la creatividad a la que recurren para conseguir persuadir al espectador. Estos géneros van estrechamente relacionados. Los medios digitales se han vuelto el medio perfecto para este tipo de lenguaje y es que muchos jóvenes autores lo han considerado el escaparate perfecto para publicar sus poemas y simpatizar con el público.

Pero lo que se lleva sobre todo son composiciones carentes del típico molde comercial, una poesía que no entiende de rimas sino de sentimientos, que tengan un tinte caótico pero con encanto. Y es que lo cursi se lleva en el alma, como decía Ramón Gómez de la Serna, es una artesanía que produce “calambres al espíritu”, es algo que no se puede aprender, se es o no se es.

A pesar de todos los puntos en común que tienen el lenguaje publicitario y el poético, la publicidad posee algo que la poesía no tiene: la imagen, el sonido y cada vez más formatos nuevos. Las nuevas generaciones de publicitarios han crecido en esa cultura de la imagen, saben jugar con ella. ¿Qué ocurre si añadimos al poema una historia, una imagen sugerente o una música evocadora?

“La poesía es la herramienta de conocimiento más útil que conozco. No tiene pretensión de explicar. Parte de la idea de que el mundo no se puede explicar. Y con esto hablo más de Sabina que de Aleixandre. La buena publicidad se parece a la poesía popular, la que se entiende, no a la poesía deliberadamente oscura para hacerte el maldito”.
– Toni Segarra

Para finalizar os dejamos varios ejemplos de cómo la publicidad y la poesía trabajan juntas:
«Cancioncilla del primer beso» de Federico García Lorca. Cruzcampo →

«Preámbulo para las instrucciones para dar cuerda al reloj» de Julio Cortázar, dentro de Historias de cronopios y famas. Leído por el propio Cortázar. Este texto no es poesía, pero es tan marcadamente poético que también puede ser tenido en cuenta. Seat León →

Poema versionado de José de esproceda. Orange ACB →

Haz clic en el botón editar para cambiar este texto. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

En Wake Up! no queremos dejar de lado ningún recurso narrativo o de comunicación. Sabemos que en el mundo existen inmensas fuentes de inspiración y luchamos por tener una actitud despierta. Ser creativo es algo que se tiene, pero también es algo que se cultiva. Y nosotr@s queremos seguir evolucionando como lo ha hecho la poesía a lo largo de los años. ¿Y tú? ¿Quieres crear campañas con alma? ¿Campañas emotivas? ¿Campañas para no ser olvidadas? 

Ya sabes donde encontrarnos.