El arte en el marketing

Publicado por administrador en

El arte en el marketing

“El arte es la expresión de los más profundos pensamientos por el camino más sencillo.”
Albert Einstein.

Cuando los creativos utilizan una obra de arte, que saben que funciona, y la adaptan a un briefing, están eligiendo del mismo modo el camino más sencillo para vender un producto o servicio, o esto es lo que podría pensar Albert Einstein, sin embargo tenemos ejemplos en los que la publicidad se convirtió en sí misma en arte, Andy Warhol consiguió en 1962 que un cuadro de sopas de tomate en lata se convirtiera en icono del arte pop y que una sopa barata estuviera en las mejores galerías de arte del planeta.

La publicidad puede aprender, nutrirse e inspirarse del arte. Y es que la publicidad viene empleando las obras de arte para vender desde el siglo XIX, por ejemplo con los carteles anunciadores de Toulouse-Lautrec de salas como el Moulin Rouge de París, con el Guernica de Picasso, que siendo una obra de arte, se convirtió en una aclamada campaña publicitaria en contra de la Guerra Civil española. Entre el arte y la publicidad hay una simbiosis cada vez más habitual, el arte se convierte en publicidad y viceversa.

Creación de un fotomontaje para el día internacional del beso inspirada en el cuadro de Gustav Klimt adaptado a la situación de pandemia mundia (13/04/2021)

Sin embargo, la influencia del arte en la publicidad no se limita únicamente a las piezas gráficas o audiovisuales, medios como el street marketing, las performances publicitarias (como el flahsmoob) o el ambient marketing también muestran la influencia del arte en la publicidad. De hecho, es bastante común en publicidad contratar a artistas para crear anuncios, pintores, fotógrafos, directores de cine, escritores… prestan su creatividad para crear grandes campañas, lo que establece una gran sinergia entre arte y comunicación publicitaria.

Para los creativos que el mensaje destaque no es el único objetivo, sino que también buscan que genere reacciones y sentimientos, es por ello que en muchas ocasiones recurren a referencias artísticas. Como resultado de esta unión se han desarrollado campañas que forman parte de la historia de la publicidad y el arte. A continuación hemos seleccionado algunos ejemplos:

Salvador Dalí en el arte y la publicidad

Chupa Chups es uno de los caramelos más famosos del mundo, y su logotipo es parte de la historia gráfica del siglo XX, y es que en 1969 Salvador Dalí fue el encargado de rediseñar el logotipo de la marca Chupa Chups, un dato que muchos desconocen.

En ese año la empresa Bernat buscó la ayuda del artista catalán en un intento de expandir la marca de forma internacional. Según cuentan en la propia página web de Chupa Chups, el artista solo tardó una hora en realizar el diseño del logotipo, en una hora creo un logotipo que pasó a formar parte de la historia gráfica del siglo XX y que dotó a la marca de una personalidad propia reconocida hasta nuestros días.

La primera publicidad en incluir el logo de Dalí venía acompañada del eslogan en catalán «És rodó i dura molt, Chupa Chups», que se traduce como «Es redondo y dura mucho, Chupa Chups».

HSBC

HSBC Holdings plc es una de las mayores organizaciones de servicios bancarios y financieros del mundo. El logotipo de HSBC, conocido como el hexágono proviene de la bandera del Hong Kong and Shanghai Banking Corporation del siglo XIX.

Para la campaña publicitaria se toma la obra Sky and Water I, de M.C. Escher como inspiración. Las ilustraciones han sido creadas para la campaña publicitaria que han creado para la empresa de seguros: HSBC Insurance. El titular de campaña dice algo así como «Cuando te das cuenta, podría ser demasiado tarde.»

El Corte Inglés y su campaña inspirada en las Meninas

El arte consagrado dota de prestigio, estatus y reconocimiento a la marca, como podemos comprobar en la adaptación que hace El Corte Inglés del famoso cuadro de Las Meninas de Velázquez con el eslogan: “Bienvenido donde la moda es arte”.

Andy Warhol como un icono provocador

Andy Warhol fue siempre un provocador, y es que con su peculiar filosofía consiguió difuminar las fronteras entre la alta cultura y la cultura popular, llenando galerías de arte con símbolos populares en los Estados Unidos de America. Uno de estos iconos es el bote de sopa de tomate Campbell’s, una de las obras más importantes y emblemáticas del movimiento pop art.

Realizó en 1962 una obra compuesta por 32 lienzos con cada una de las variedades y sabores de la sopa Campbell.

En conclusión, los publicitarios hoy en día no buscan únicamente inspiración en la historia del arte, sino que directamente en ocasiones utilizan las obras en sí como reclamo publicitario, si bien es cierto que puede parecer una manera de distorsionar el mensaje original de estas obras lo cierto es que es una manera de contribuir al acercamiento de estas obras al gran público. Es una manera de perpetuar una idea a lo largo del tiempo pero haciendo que evolucione junto con las tendencias del contexto. ¿Vosotr@s que opináis sobre esta mezcla del arte y la publicidad? 

"La publicidad es la mayor forma de arte del siglo XX”. - Marshall McLuhan